Resumen Semana Santa 2019

Jesús entonces dijo a Pedro: Mete la espada en la vaina. La copa que el Padre me ha dado, ¿acaso no la he de beber? (Jn 18,11)

Desgraciadamente nos ha llovido, no memos podido salir en estación de penitencia el Viernes Santo, como llevamos haciendo 50 años. Tampoco el Miércoles Santo, día en que hacemos estación de penitencia con las imágenes del Divino Cautivo y de la Cruz del Prado. Pero eso no nos ha impedido que el Viernes fuera un día de Hermandad con mayúsculas o que el Miércoles tuviéramos momento de oración frente a la imagen del Divino Cautivo en la salida (o entrada, según cada uno) de nuestro templo parroquial de San Francisco Javier.

Si tuvimos un día soleado el Domingo de Ramos, donde pudimos salir con las dos imágenes, el paso infantil de Jesús en la entrada triunfal a Jerusalén, y la de Jesús en la oración del huerto. 26 niños y niñas de nuestra Parroquia y Hermandad cargaron en andas por primera vez en nuestro municipio de Pinto un paso de Semana Santa, en la procesión tradicional de palmas, desde la Ermita hasta el templo parroquial de San Francisco Javier, arropado por una gran multitud de gente y por los niños hebreos, hermanos del paso de andas del Nazareno, y por nuestra banda de la Hermandad.

Por la tarde, por segundo año, tuvimos la estación de penitencia con nuestro paso de costal de Jesús en la oración del huerto, acompañado por nuestra banda de la Hermandad, el cuerpo de monaguillos (que muchos habían procesionado por la mañana) y la sección de Nazarenos de nuestra Hermandad. Fue la primera vez que el paso salía de nuestro templo parroquial, no sin gran dificultad, pero con esfuerzo de sus costaleros y costaleras salió del interior del templo. Un recorrido de tres horas por las calles de nuestra feligresía, junto con calles colindantes como calle Navarra, Santo Domingo de Silos y San Emilio nos acercaron al centro de Pinto, volviendo por Juan Francés, Antonio Tapies y Manuel Miralles a la calle Antonio López, calle de nuestra Parroquia donde concluimos la procesión.

Han sido muchos momentos de oración, de recogimiento, de cercanía con el hermano, de consuelo y desconsuelo, de alabanza y veneración. No nos quedemos con la lluvia, quedémonos con lo realmente importante, que Cristo murió y resució por ti y por mí, por cada uno de nosotros.

Fotografías de Luis María Gonzalez y Astrid Jimenez
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s